top of page
HOME_BUTTON_2.png
  • Foto del escritorLuna Herruzo

Memorias de una cineasta emergente en apuros


Cuando empecé mi viaje en la dirección de cine, creía que tenía que saber hacerlo todo. Era 2020, y hasta ese momento había hecho pequeñas piezas audiovisuales, principalmente en solitario, con la ayuda de alguna amiga sobornable con dulces y cerveza.



La realidad es que creía que ser una directora de éxito implicaba manejar y controlar cada aspecto del proceso yo sola. Conforme más me adentraba en el mundo del cine, me encontré con muchos cineastas que fomentaban el enfoque del hazlo tú mismo:



¡Actúa y sé la operadora de cámara! ¡Escribe el guion mientras transformas este vestido en unos pantalones! ¡Dirígete a ti misma mientras sostienes el boom!





Menuda pesadilla, ¿no?.





Estaba en mitad de otro cortometraje experimental -“La calle de las escaleras” - cuando me sorprendí a mí misma investigando mejores técnicas para voz en off



“Espera, espera. ¿Qué haces? ¿Qué es lo que realmente necesitas?”.



No quería aprender a modular la voz para una voz en off, ¡necesitaba una actriz! Y no solo eso, sino que ansiaba encontrar un colaborador con quien trabajar. Así que decidí contactar con una amiga actriz, le presenté mi idea y, sorpresa sorpresa, ¡aceptó encantada unirse al proyecto!



Directoras y DOP del cortometraje Sweet Survival


Ahora comprendo mejor el poder de la colaboración. Confío en mis compañeros de equipo para obtener ayuda, y sé que la calidad de un proyecto crece exponencialmente a través del sutil y enriquecedor arte de la colaboración. No puedes almacenar todos los detalles ni abordarlo todo en solitario. Y lo más importante es que no tienes por qué hacerlo. Como directoras de cine, nuestro trabajo es comprender el valor que aporta cada departamento, y comunicarnos de manera efectiva con ellos para liderar todo el proyecto hacia nuestra visión. No tenemos que hacerlo todo solas.


Si bien es cierto que hay muchas creaciones audiovisuales con las que puedes experimentar en solitario, el cine es sobre todo un esfuerzo colaborativo.

Es una tribu entera cantando al unísono durante un ritual de la lluvia.

Es una locura colectiva, con todos bailando desnudos en la oscuridad.

Pero al menos estamos todos juntos.



Directoras, DOP y productora de Sweet Survival, esperando a ver las sombras que se proyectaban a la salida del sol en la localización.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page