• Luna Herruzo

El taller "Nothing happens in this film"

A mediados de octubre de 2020 me crucé con una publicación de instagram que decía lo siguiente: "Nothing happens in this film, un taller donde se hace cine, octubre y noviembre en línea". Entré en el perfil para cotillear de qué se trataba aquello. Era una cuenta relativamente nueva, con poquitas publicaciones, por lo que parecía que era la primera edición del taller. Mi primer instinto fue, por supuesto, de desconfianza. La vocecilla heredada de "la enseñanza es mejor en instituciones con prestigio" está ahí, y siempre surge en este tipo de situaciones. Sin embargo, en todas sus publicaciones repetían el mismo lema: "creemos que el cine no se enseña, se experimenta". Con esa sencilla frase ya me habían ganado. Escribí inmediatamente pidiendo más información sobre el taller.



Mi vocecilla interna maligna, la de la duda y los prejuicios, se apoderó de mí. "¿Y si es una pérdida de tiempo? ¿quiénes son estas personas para impartir un taller así? De todos los referentes que mencionan sólo te suenan dos, ¿y si no es tu tipo de cine? ¿y si no encajas? ¿y si? ¿y si? ¿Y SI?". Es una vocecilla muy molesta.


El taller consistía en 8 sesiones online a lo largo de 8 semanas. En cada sesión se planteaba un tema y revisábamos material de cineastas y artistas de otras disciplinas que estuvieran relacionados con dicho tema para que sirvieran de referencia. A partir de ahí, cada alumno tenía que crear una pieza que se visualizaba y discutía durante la sesión de la semana siguiente.



El equipo que imparte el taller ha generado un espacio sano donde crear y compartir. Tienen cabida el estilo y los intereses de cada uno, y siempre con el máximo respeto, se discuten las creaciones de cada participante buscando mejorar y aprender. Las consignas, o temas planteados como punto inicial de las piezas de cada semana, junto con todas las referencias artísticas que se comparten, buscan ser sólo una guía que te ayude a empezar. El resto ya es cosa tuya.


"1989 - 2020" primera pieza del taller

Otro de los puntos fuertes de este taller es la urgencia. Cada semana tienes que crear una pieza nueva, por lo que cada semana tienes que enfrentarte a la vocecilla interna maligna de la duda: "Esto no es suficientemente bueno; no está terminado; no tienes suficientes recursos; ¿pero esto qué es?". Es muy cansina. Pero eso es lo bueno de crear y compartir una pieza distinta cada semana: no tiene que ser perfecta, tienes que aprender a usar los recursos que tienes a mano, y sobre todo, en 7 días la compartes, y a por la siguiente. Es un método de aprendizaje maravilloso.


Pero el espacio creado por este taller es tan respetuoso, que aunque la vocecilla maligna se empeñe en lo contrario, te das cuenta de que todas las propuestas están hechas desde el cariño, desde el apoyo y desde la intención de verte crecer como artista.

También quiero resaltar el espacio colaborativo que es el taller. Compartir las creaciones propias da miedo. Y tener que enfrentarte en el mismo momento a que un grupo de personas que no son de tu círculo cercano hablen sobre tu pieza es aterrador. Sin embargo, eso otro gran acierto de este taller, porque te entrena a compartir tu trabajo y a recibir opiniones. Es un golpe fuerte al ego cuando tu obra no se entiende como tú pretendías, o cuando te sugieren modificaciones. Pero el ambiente del grupo es tan respetuoso, que aunque la vocecilla maligna se empeñe en lo contrario, te das cuenta de que todas las propuestas están hechas desde el cariño, desde el apoyo y desde la intención de verte crecer como artista.



"Carta a Arturo" quinta pieza del taller

Decidirme a participar en "Nothing happens in this film" fue una magnífica decisión para la última parte de un año tan caótico como 2020. El taller es fantástico porque el equipo que hay detrás le pone mucho mimo y dedicación, pero creo que mi experiencia tuvo un extra gracias a los compañeros con los que compartí esas 8 semanas. No se si fue casualidad, o que al ser algo que aún estaba empezando coincidimos personas con interés genuino. Sea cual fuere la razón, a mis compañeros y al equipo del taller, gracias.


Uno de los aprendizajes más importantes que me llevo de "Nothing happens..." es el compartir mi trabajo, y ha sido el impulso final que necesitaba para arrancar este blog. Su propósito es tener un espacio donde compartir el desarrollo de mis proyectos, mi experiencia en cursos y eventos de cine, recursos interesantes para cineastas, y en definitiva, las alegrías y frustraciones que vaya encontrando por el camino. Por ejemplo, frustración 1: ¿cómo se despide una primera publicación en un blog?. Hasta la próxima entrada.


250 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Contacto

mlunaht@gmail.com

+34-625373490

  • Instagram
  • Gris Icono Vimeo
  • YouTube

© Luna Herruzo 2021

  • Instagram
  • Gris Icono Vimeo
  • YouTube